Milagros

Nunca quise ser uno de esos padres pesados que persiguen a amigos y familiares con fotos y videos, de hecho me cuesta hablar de estos temas, prefiero disfrutarlos con intimidad. También es cierto que ahora les comprendo. Es difícil de explicar y de entender el porqué emociona cada uno de los pequeños avances, de los pequeños pasos que el aprendizaje diario representa. ¡Se ha puesto un calcetín ella sola!, ¡ha comido la manzana sola!, ¡ha dicho por primera vez tal o cual palabra! Algo tan nimio, tan insignificante como cualquiera de esos hechos, no es nada, en realidad, para el mundo, pero es mucho, un pequeño milagro para este mundo pequeño, inapreciable, quizá egoísta, en el que he decidido vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s