Fantasmas

Son tres y suelen llegar en plena noche, sin previo aviso. Uno viene del pasado, de apariencia triste y, en algunas ocasiones, amarga. Arrastra decepciones y errores, mitigadas ambas por la distancia de los años y la melancolía. Otro viene del futuro, borroso e indeciso, lleno de incógnitas, esperanzas y amenazas. Lleva consigo el desasosiego y la oscuridad, como un velo negro que oculta lo que hay detrás. Hay un tercero, el fantasma de lo que nunca fue. Se mueve y cambia de apariencia a cada momento tiene tantas caras que es imposible recordar una. Puedo intentar seguirle, pero por mucho que corra siempre está a la misma distancia. Tan perfecto como inasible.

Las caras de Africa

Thomas Walcott describía en su libro De Reyes y Peones la vida en una hacienda agrícola en el sur de África, entonces Rhodesia del Sur, hoy Botswana en los convulsos años previos a la independencia del país. El enfoque del libro fue innovador en su momento, lo planteaba como un rompecabezas en el que los testimonios de cada uno de los entrevistados intentaba mostrar las distintas caras del asunto para formar con todas ellas un todo que fuese fiel reflejo de la realidad. Todos ellos habían tenido, en mayor o menor medida, relación con la hacienda: peones, capataces, criados, propietarios. Cuando se confrontan algunos de los testimonios se puede observar hasta que punto se puede estar en dos mundos distintos estando en el mismo lugar. Una de las hijas de los propietarios añoraba desde Londres su “paraíso africano”; uno de los peones lo recordaba como “el infierno”.

 

Publicidad

En la radio preguntan hoy a sus oyentes si la publicidad puede llegar a ser considerada arte. Imagino que la respuesta sea que sí. En un tiempo en que sólo importa lo superficial, lo externo, el envoltorio, el aspecto, la forma, el continente; la publicidad puede ser un medio de expresión artística tan bueno como cualquier otro. Hoy el arte aspira simplemente a asombrar durante un instante, a atraer la tención del espectador durante unos segundos. Hay otro concepto de arte en el que el fondo, la intención, el alma del autor también cuenta. Quizá pertenezca al pasado, quizá a otras culturas, pero existe o existió. Creo que fue Gandhi quien dijo que los medios están en los fines como el árbol en la semilla.