Minero

Nací y me crié en un pueblo minero, mi padre nació y se crió en un pueblo minero, mi madre  nació y se crió en un pueblo minero (que no era el mismo), uno de mis abuelos fue minero, en el escudo del municipio hay un pico. Valga esta introducción para añadir a continuación que esta madrugada me hubiese gustado estar en las calles de Madrid aplaudiendo a los mineros que llegaban tras tantos días de caminata.

Son un ejemplo, quizá el único, de dignidad, de honestidad, de decencia. Por ello no es extraño que la gente marche tras ellos, ellos luchan por su supervivencia, la de su familia, la de sus pueblos, pero para el ciudadano anónimo son la bandera del hartazgo, de la desesperación, del ¡basta! Se enfrentan a un gigante que quizá acabe devorándoles, pero que pasaría si hubiese más como ellos, si fuésemos como ellos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s