Demasiada prosa

Llegamos a casa de una lectura de poemas de Miguel Ibáñez, cierro la puerta. me quito la chaqueta, me pongo las zapatillas. Pon la mesa, barre las migas que ha dejado el gato, acuesta a los niños, limpia la cocina. Mucha prosa, poca poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s