Pelotas

El presidente del Barcelona solicita, que los asuntos judiciales que tienen pendientes sobre unos contratos no demasiado claros, sean tratados por “los suyos”.
Un grupo de dirigentes futbolísticos solicita el indulto para un colega condenado por malversación de fondos públicos.
Las deudas de los clubes de fútbol con las administraciones públicas deberían hacer que a alguien se le cayese la cara de vergüenza.
¿Por qué esta gente está por encima de la ley? ¿Por qué el fútbol cree ser superior a cualquier otra institución?
La respuesta quizá esté en todo este tiempo de políticos en los palcos, de subvenciones encubiertas o no, de recalificaciones, de fotos en balcones rodeados de futbolistas, de años de connivencia obscena, grosera y, seguramente, culpable.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s