Huir

Dos semanas sin televisión, radio o internet, dos semanas en que las preocupaciones eran cercanas y tangibles, dos semanas en que he llegado a la conclusión de que sólo cabe esconderse y desaparecer para sobrevivir. Si no hay solución, como parece, si en este partido siempre ganan los mismos, si no hay esperanzas de salvación colectiva, sólo queda escapar y bajarse del tren que enfila el desastre. Fuera del mundo, fuera del siglo.

Anuncios

Al alba y con viento …

Al alba y con viento de tramontana, unidades de élite del ejército español han cruzado la frontera y cercado la ciudad de Perpignan. Todas las vías de comunicación están cortadas y la ciudad aislada. Se espera que en las próximas horas nuestras tropas ocupen la ciudad y alcancen los objetivos marcados.

Así empezaba la declaración del ministerio de defensa donde se daba cuenta de la operación realizada contra el enemigo francés a fin exigir una reparación a las últimas afrentas realizadas sobre algunos de nuestros más significados compatriotas. He podido leer en la prensa extranjera, sesgada y malintencionada, que califican esta operación como “la guerra de los guiñoles”, sin duda con ánimo vejatorio. Da igual, sabemos que la razón está de nuestra parte, los últimos acontecimientos han unido al pueblo junto a sus dirigentes para hacer justicia.

Publicidad

En la radio preguntan hoy a sus oyentes si la publicidad puede llegar a ser considerada arte. Imagino que la respuesta sea que sí. En un tiempo en que sólo importa lo superficial, lo externo, el envoltorio, el aspecto, la forma, el continente; la publicidad puede ser un medio de expresión artística tan bueno como cualquier otro. Hoy el arte aspira simplemente a asombrar durante un instante, a atraer la tención del espectador durante unos segundos. Hay otro concepto de arte en el que el fondo, la intención, el alma del autor también cuenta. Quizá pertenezca al pasado, quizá a otras culturas, pero existe o existió. Creo que fue Gandhi quien dijo que los medios están en los fines como el árbol en la semilla.