Dignidad

Los obreros están en la calle, de nuevo el astillero es noticia, “conflictos laborales” los llama el telediario, hablan de salarios, prejubilaciones, viabilidad, flexibilidad, productividad. Suele decirse que son los tiempos, como si estos no los hiciesen los hombres. Nadie ha hablado de dignidad. Sí, los tiempos han cambiado, las calles ahora ignoran a los obreros, ya no son vuestra amiga, en la calle reina el miedo a no tener, a perder lo poco que se posee. Sois un anacronismo, una molestia, ¿no tienen otro sitio al que ir a protestar?, una bandera roja es un insulto. La calle os insta a tomar una decisión, hacia arriba o hacia abajo, ¿queréis juntaros a nosotros, pregunta, a los que tenemos, a los dueños del miedo?, ¿queréis engordar en vuestra esclavitud? O ¿preferís quedaros abajo en el cajón del olvido? Esa es vuestra lucha ahora, negarse a contestar esa pregunta tramposa, esa es vuestra obligación ahora, ser una molestia.

 

Anuncios