Tiempo perdido

Pienso en las veces que me he dormido ante el televisor mirando sin ver, pienso en las veces que he pasado la noche en vela peleando con fantasmas imaginarios, pienso en las veces que he malgastado palabras con gentes con las que no quería hablar, pienso en las veces en que encerrado en una oficina he deseado no estar. En lugar de haber estado bebiendo, durmiendo, leyendo, hablando, andando, comiendo, follando, verbos todos ellos sinónimos de vivir.  Pienso en el tiempo perdido. Ese material intangible más escaso y precioso que el oro o el petróleo. Pienso en aquel viejo chiste en que una pareja está comiendo en un restaurante. Que comida más mala, dice uno de ellos. Y que raciones más pequeñas, contesta el otro.

Anuncios